Acercándome a El Método

Era enero del 2012 cuando mi querida Katherine me llevó al primer seminario de Alkymia, de qué se trababa? mucho no sabía, algo había leído en un libro de la glándula pineal, pero mucho no asimilé, así es que partimos en esta aventura que por estos días toma caminos impensados…

En un hotel en Vitacura, en un salón lleno de gente, conocí a Lita, sus enseñanzas y experiencias. Algunos estaban más enterados del tema y comentaban casos de curaciones, de amigos y familiares que lo practicaban y que habían obtenido buenos y sorprendentes resultados. Hasta ahí, sólo escuchar. Lita comenzó hablando de las vibraciones, de las energías, de cómo funcionaba esto, de qué era la pineal y cómo volver a activarla restablecía nuestro sistema energético, prometiendo sacarnos de estados depresivos, enfermedades, malas relaciones, etc. Fue un día intenso en que recibí mucha información, compartí con algunas personas sus vivencias y atesoré este Método como un regalo del universo que sería abierto por completo en un año más, cuando volvió a manifestarse con todo, en el momento preciso, con las personas indicadas…perfecto… como tenía que ser.

De ahí para adelante, ha sido un camino sin retorno, porque los avances son notorios, sobre todo cuando dejamos de prestarle atención al ego y le decimos de manera clara y sin titubear que NO tiene el control, que eso se queda atrás y que de aquí en adelante pasará un buen tiempo «en remojo» como dice Maga (Magaly Bascur, facilitadora de El Método) en la querida Llama Violeta que todo lo transmuta, si queremos claro, sino nos quedamos pegados en lo antiguo, en los viejos cuestionamientos y paradigmas. Es que Alkymia es mucho más que la activación de la pineal, es vivir de otra manera, en lo perfecto, en lo armónico y en los milagros que a diario veo en las personas que lo practican (cada vez son más) y en mí, qué mejor regalo?

El camino no ha estado exento de dudas, de apariencias que quieren que volvamos a ser los de antes (aparecen personas y situaciones diciéndote VEN), es ahí cuando más hay que practicar, en esto me apoyo con Caro y Carmen, extraordinarias Alkymistas que me enseñan y motivan con sus avances cuando tengo un día complicado o alguna apariencia se apodera de mí. Ahí están ellas fuertes, y no claudican. Gracias a ambas, nuestra amistad es sincrónica y perfecta.

Por supuesto están los talleres con Maga, quien con la convicción de que el poder lo tenemos nosotros nos hace salir renovados de cada sesión, con voz fuerte y dulce nos dice cómo lograr los avances. Gracias Maga por tus consejos, por escuchar cuando lo necesité.

Párrafo aparte para Lita, se lo he dicho y ambas lo sabemos, que su taller personalizado llegó en el momento preciso, con las personas perfectas, con las experiencias justas, tal como dijiste en la primera sesión cada grupo se «arma» por algo, con algo que los une, obvio…armónico y perfecto. Ah, me acuerdo de la historia de Raimundo, de sus avances, cómo no estar sorprendidos si los fuimos viendo clase a clase contigo Lita. Para ser justos, todos tuvimos increíbles avances…emocionales, físicos, cambios impresionantes que hoy nos tienen a muchos de nosotros Co – creando nuestras vidas. Qué ambicioso se lee, pero es así. Tal cual.  Cada tema que tratamos integró una práctica perfecta en que no quedó espacio para las dudas, sólo para la perfección del momentum. Los miedos, las culpas, las rabias, las angustias fueron dando paso a nuevas emociones que estaban ocultas, tapadas por el ego, queriendo aflorar, pero a veces detrás de algún vínculo kármico, de algún dolor, de una posición de víctimas que hasta ahora nos acomodó, pero que ya no va más, sorry. 

Alkymia, los talleres, los libros de Lita, las alkimistas, los milagros (de todos tamaños) ya son parte de esta encarnación, los agradezco, los bendigo, los disfruto. Cuando aparece alguna cosa no «programada» ya no hay frustración, sólo llama violeta y transmutar. Ese es el camino.  Y lo que nos depara para el presente y futuro no es menor, sabemos que continuaremos en contacto con Lita, trabajando quizás con ella en el camino de la luz, miles de cosas se abren día a día en A-Mor. Gracias a todas y a todos.

Ya continuaremos hablando de Alkymia en otro artículo, esto es sólo el inicio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s